BANNER-17

ÓRGANO DIVULGATIVO DEL:

66º Congreso Venezolano Puericultura y Pediatría.
1er Congreso Virtual de la SVPP
«Dr. Humberto Gutiérrez»

La SVPP proponiendo soluciones a los nudos existentes de la Salud Pública​

Material científico de uso exclusivo para profesionales de la medicina

Las opiniones de los conferencistas incluidas en esta publicación son independientes y no reflejan las opiniones ni recomendaciones del laboratorio patrocinante ni del editor.

Junta Directiva Central SVPP 2020 – 2021 

Presidente
Huníades Urbina-Medina, MD, PhD

Vicepresidente
Dra. Elvia Badell Madrid

Secretaria Ejecutiva
Dra. María José Castro

Secretaria de Finanzas
Dra. Tamara Salmen S.

Secretario de Educación Médica Continuada
Dr. Julio César Márquez

Secretario de Información
Dr. Germán Rojas Loyola

Secretaria de Relaciones Institucionales
Dra. Carmen Cecilia Gómez

Comité Científico 

Presidente
Dr. José Javier Díaz

Secretaria
Dra. Lourdes Rodríguez

Vocal
Dra. Ricnia Vizcaíno

Vocales
Dra. Ruth Meneses
Dra. Coromoto Tomei
Dr. Alejandro Mondolfi

Editor
TIPS Imagen y Comunicación

Jefe de Redacción
Ximena Sánchez Aquique

Redacción
Ximena Sánchez Aquique
Valentina Crespo

Diseño y programación
Marcel Marin

Se prohibe la reproducción total o parcial de este material sin la debida autorización.

Contacto
TIPS IMAGEN Y COMUNICACIÓN 1967 C. A.

Calle Orinoco, entre Calle Londres y Principal de Las Mercedes.
Edif ALIMER , Piso 5, ofic. 05
Rif.: J31590706-2
Telfs.: (0212) 992.9645 / 9921 / 8598 / 9821

El TIPS de Pediatría y COVID-19 se realizó gracias al patrocinio de:

Dr. Alejandro Mondolfi

Pediatra 
Miembro del Capítulo de Urgencias y Cuidados Intensivos de la SVPP
Departamento de Pediatría del Centro Médico Docente La Trinidad, Caracas

COVID-19 EN LA EMERGENCIA PEDIÁTRICA

Uno de los aprendizajes durante este tiempo de pandemia ha sido que, en comparación con la situación de los adultos, las emergencias pediátricas por el virus SARS-CoV-2 son significativamente menores (1-5%). Según datos publicados en mayo de este año, el 1% de pacientes consulta por COVID-19 y el 90% de los infectados presentan enfermedad leve a moderada.

Con estas cifras inició su intervención en el módulo Urgencias-Neonatología-Hematología, el lunes 21 de septiembre, el Dr. Alejandro Mondolfi. “Aparentemente, además de tener una menor cantidad de casos, la enfermedad  en niños es menos severa, requiere menos hospitalizaciones, cuidados intensivos e inyecciones, y su mortalidad es menor que en adultos, pero esto no significa que sea algo trivial; hay que determinar su severidad para intervenir y conocer el riesgo de progreso a enfermedad grave. Además, hay que planificar el manejo ambulatorio y proteger bien al personal tanto en el centro de atención como en casa, pues los niños infectados tienen capacidad de contagiar a quienes estén en contacto con ellos”.

Explicó que los niños infectados con SARS-CoV-2 presentan síntomas parecidos a otras enfermedades respiratorias o gastrointestinales frecuentes en la infancia, y muchas de ellas se manejan en forma ambulatoria. Recalcó la importancia del uso de mascarilla quirúrgica, protección facial y ocular durante la atención de estos pacientes, así como el lavado de manos y de las superficies y equipos de examen con solución jabonosa, geles alcoholados o solución de lejía diluida al 0,5%. “El problema es que la mayoría de nuestros hospitales no cuenta con estos materiales, por lo que la tasa de infección y mortalidad por COVID-19 entre el personal de salud ha aumentado injustificada y dolorosamente. Por eso insisto en que se haga un uso racional para que con lo que contamos dure lo máximo posible”.

Luego puntualizó que el triaje y control de infección que debe realizarse en la emergencia consta de:

  • Sistema de dos flujos de pacientes (difícil de implementar y mantener)
  • Mascarilla a paciente y cuidador
  • Barreras físicas y distancia: 2 metros
  • Equipo de protección personal acorde a riesgo
  • El menor número de personas y el menor tiempo posible
  • Disminuir traslados dentro del hospital

“El sistema de dos flujos de pacientes implica que aquellos con sospecha de COVID-19 son atendidos por un equipo de personas distinto, pero es costoso y difícil de implementar. También es importante comentar que debido a  la pandemia, los niños han dejado de acudir a la emergencia porque se enferman menos por el confinamiento, pero también por miedo a asistir a un centro de salud. Como llegan más tarde de lo debido, los síntomas son más graves y hasta pueden estar descompensados”, explicó el Dr. Mondolfi, quien agregó que en vista de que la emergencia pediátrica por SARS-CoV-2 es mucho menor, el espacio se ha cedido a la atención de adultos y los pediatras están atendiendo pacientes de un grupo etario mayor, a fin de colaborar en esta difícil situación. 

Agregó que los pediatras cuentan con herramientas para tratar muchas enfermedades agudas, aplicables a pacientes COVID-19, pues estos presentan afecciones respiratorias y síntomas que se asemejan a una infección bacteriana, por lo tanto los protocolos de atención son similares, tales como la oxigenación aplicada en neumonías severas con algunas modificaciones. También hay tratamientos que se aplican a adultos que pueden adaptarse al niño. “Como la experiencia pediátrica es menor, todavía estamos aprendiendo y trasladando conocimientos de lo que ha funcionado en adultos. Nosotros recomendamos el uso temprano de esteroides, que no es nuevo en pediatría”.

En cuanto a los estudios diagnósticos, el Dr. Mondolfi indicó que la tomografía de tórax debe realizarse solo en casos en los que se considere necesario, a fin de evitar la exposición del niño a la radiación; igualmente, “los exámenes de laboratorio deben indicarse si de verdad van a significar una diferencia en el tratamiento, pues debemos evitar al máximo la exposición del niño contagiado a sitios donde comprometa su salud y la del resto de las personas”.

Respecto al tratamiento destacó la importancia del oxígeno y fluidoterapia, evitando o limitando los procedimientos generadores de aerosoles; los antibióticos no están indicados de rutina y en cuanto a los tratamientos antivirales utilizados en la emergencia del adulto no existen datos suficientes para establecer pautas en la emergencia pediátrica.  

Más allá de la infección por SARS-CoV-2, este especialista planteó que el impacto de esta pandemia está dado por la ya complicada realidad de nuestro país; “Habrá una segunda ola, en la que veremos más desnutrición debido a la pérdida de empleo de los padres y la consecuente falta de recursos para alimentar a los hijos; la re-emergencia de enfermedades prevenibles por vacunas, porque no asisten a colocárselas o no hay disponibilidad. También habrá un agravamiento del maltrato físico, porque el maltratador está muchas más horas con el niño. A esto se suman enfermedades mentales como ansiedad e ideas suicidas en adolescentes, así como deserción escolar, con el consecuente aumento del riesgo de embarazo precoz, parto prematuro, enfermedades de transmisión sexual y desprotección de los niños, pues está demostrado que cuando una niña deja de asistir a la escuela y tiene menos educación, se ve incrementado su riesgo en este sentido”.

Para cerrar, el Dr. Mondolfi subrayó que las consecuencias de esta pandemia para la infancia están siendo muy graves, “en los países desarrollados, por proteger al 20% de la población en riesgo, que son los adultos mayores y ancianos, se está sacrificando el futuro de los menores de 15 años, que representan del 60% de la población, la cual se enfrentará a un futuro tremendamente incierto en cuanto a políticas de salud pública y ética”.

lamina1-1-18
franja-09
lamina1-2-18
SINUTIL 1280 X 600-2
Copyright © 2020 TIPS Imagen y Comunicación - Todos los derechos reservados.